miércoles, 5 de octubre de 2011

Cómo conservar el ramo de novia

  
Cómo conservar el ramo de novia

El ramo de novia es uno de los elementos más importantes el día de vuestra boda y por desgracia también el más perecedero. Si quieres conservarlo para siempre, te contamos cómo puedes hacerlo.

Después de mucho mirar por fin has encontrado las flores perfectas para tu ramo de novia. Si en el momento de encargarlo has decidido que querrás conservarlo, pregunta en la floristería cuál es la mejor forma de secar las flores que has elegido.

Una vez lo sepas, tendrás que decidir si lo haces tú misma o prefieres que se encargue un profesional ya que necesitará ciertos cuidados en las tres o cuatro semanas siguientes al gran día y es posible que tú no puedas dárselos. Estas son las técnicas de conservación más habituales.

- Si lo quieres hacer tú y conservarlo entero, existe la costumbre de colgarlo boca abajo en un lugar oscuro y seco pero no cerrado y luego aplicarle laca o, más adelante, barniz en aerosol.
- También puedes usar gel de sílice que con su gran porosidad absorbe toda el agua. Para ello coge un envase a poder ser de cristal o metal con tapa en el que quepa el ramo. Haz una base de unos 8cm de gel de sílice reducido a polvo y luego cubre el ramo con más. Un par de días después mira si el ramo está seco y quita los restos de polvo de las flores con un pincel.

- Otro método es el prensado. Haz una foto a tu ramo, descomponlo y pon cada flor y cada hoja entre las páginas de un periódico. Luego con sobre ellas un gran peso, como un libro grueso y ve cambiando el periódico los primeros días cuando veas que se humedece.

Con las flores prensadas puedes hacer un cuadro, reproducir tu ramo en dos dimensiones y cubrirlo con un cristal, o crear una cajita de recuerdos con tapa transparente que puedas colocar en alguna estantería junto con una foto en la que se os vea el día de la boda y tú luzcas el ramo.

Además de estas técnicas de conservación post boda, existen las flores preservadas. Esta técnica se basa en la congelación de las flores por debajo de los 40ºC para posteriormente meterlas en una cámara al vacío. El ciclo se repite varias veces hasta las flores pierden toda su agua y lucen frescas como el primer día pero sin serlo.

Via: bodas
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es una manera genial de conservar el ramo y funciona!

Related Posts with Thumbnails